Fotomurales de flores para entrada y pasillo

Si buscas dar un toque original a la entrada de tu casa pon fotomurales de flores. Una manera rápida y sencilla de diferenciar tu hogar y crear un ambiente acogedor.

Cuando pensamos en el interiorismo de una casa los grandes olvidados suelen ser el hall de entrada y los pasillos. Espacios imprescindibles que, sin embargo, en la mayoría de los hogares pasan desapercibidos. 

Un jardín de imágenes para tu elección

Para darles protagonismo tienes a tu disposición todo un jardín de imágenes. Las imprentas especializadas en fotomurales disponen de un amplio catálogo donde poder escoger el motivo que mejor encaje con la línea estilística de tu casa. 

Una elegante rosa solo trazada en líneas negras, un campo de esbeltas y coloridas amapolas o unas delicadas orquídeas… Tu flor predilecta para dar vida y transmitir naturaleza nada más entrar en casa. 

También puedes convertir un aburrido pasillo en una paseo por un campo de lavanda o de tulipanes. 

Fotomurales de flores que no se marchitan

Los fotomurales de flores realizados en empresas como Innicia se hacen con papel de un grosor y calidad que garantizan una gran durabilidad del producto. 

Se emplean tintes especiales de gran colorido y brillo para dar calidad fotográfica a los murales. Colores vivos que no destiñen ni pierden colorido con el paso del tiempo. 

Y las imágenes son nítidas y claras para dar al conjunto sensación de realidad. 

Fáciles de poner

En cuanto a la instalación, no plantea ningún problema. Los fotomurales de flores se pueden colocar en todo tipo de superficies y son fáciles de poner. Aunque sean de grandes dimensiones los pliegos son manejables y se unen con facilidad hasta crear la imagen elegida. 

Y en el caso de que al ponerlos aparezcan arrugas, se pueden despegar y volver a pegar sin que se produzcan daños en la imagen.