Fotomurales infantiles, un cambio rápido de decoración

La llegada de un bebé a casa implica cambios en la vivienda. Para preparar su cuarto sin grandes obras y por poco dinero, te proponemos los fotomurales infantiles. Gracias a estas láminas puedes cambiar el aspecto de una habitación en pocas horas haciéndolo tú mismo. 

Transformación express

Los fotomurales infantiles o cualquier otra temática permiten transformar una habitación de manera rápida y cómoda. Se han convertido en una herramienta de decoración muy demandada entre profesionales del sector y particulares. 

Las láminas se pueden realizar en tamaños y formas muy diversas, desde pequeñas figuras de muñecos a grandes fotomurales que ocupan toda una pared. En este caso, la imagen de conjunto se reparte en diferentes láminas que una vez pegadas no se nota la unión dando, así, uniformidad a la imagen. 

Las láminas son de papel especial, de alta calidad y gran resistencia. La impresión se realiza con máquinas de última generación que aseguran la nitidez de la imagen y unos colores vivos y brillantes

Fácil instalación

Los fotomurales infantiles se colocan en cualquier tipo de superficie: paredes lisas, paredes con gotelé, puertas… Su instalación es muy sencilla, solo hay que pegar la lámina sobre la superficie limpia y si queda alguna arruga, se puede despegar y volver a instalar. 

Fotomurales infantiles de cualquier temática

Con esta opción de decoración puedes transformar la habitación como quieras. Los fotomurales infantiles pueden ser de animales, de muñecos, de personajes de películas infantiles. 

Puedes ambientar  el cuarto como si fuera una película de piratas, de héroes o el fondo del mar. Escoge la temática que más te guste y busca las imágenes en el catálogo que ponen a tu disposición en tu centro de impresión digital. 

Si no encuentras lo que buscas, también puedes acudir con tus propias fotografías o imágenes. Los técnicos te explicarán qué características debe tener para que se pueda imprimir con la suficiente calidad.